martes, 9 de febrero de 2010

De vuelta en casa.

No contaré demasiado sobre mis andanzas por España e Italia.

Volví hace unos pocos días con la firme decisión de cerrar el capítulo INTERNET, para iniciar un juicio, con las pruebas recogidas en estos años, contra SONY BMG y varios más que obraron con la impunidad de los corruptos. Porque lo que sucedió no es solo que fuera víctima y rehén de la corporación de las telecomunicaciones y sus aliados, sino que logré probar(me) la conspiración, el congiuro, la gran mentira, el complot de la CIA y su madre Patria británico-holandesa contra Argentina, España y el resto de Latinoamérica, perpetrado por mentes siniestras con el plan de dominar el mundo contemporáneo. Con una verdadera crueldad mental. Como bestias primitivas que se divierten con el espectáculo de la crucifixión de sus congéneres.

El tiempo me resulta escaso para contar y no me detendré en lo público y notorio: tanto arte, cultura, belleza y emociones que Dios nos concede en su capricho divino. El milagro de la vida, sin dudas es parte de la fe con que se la acepta y se la vive.

Además de estar en la etapa de construcción y armado del megajuicio contra los imputados de delitos informáticos dolosos de fraude mediático, ando escribiendo una novelita que no es novela, sobre la increíble historia de la decadencia de los imperios, pronosticada por esta humilde bruja siciliana. En realidad intento tejer una red que integre los distintos aspectos de mi paso por las comunidades, los foros, los blogs, el espacio compartido en la noosfera.

Estoy bloqueada en facebook, en wikipedia y en foros del multimillonario cantautor español, a quien le abrieron el correo y quedó expuesto ante la sociedad hispanoamericana como el autor intelectual de la piratería en escala industrial y motor económico del acoso y hostigamiento contra mí -Pandora Project-, denunciado ante la Justicia española (que son sus amigos, por ahora, hasta que los salpique el escándalo, como es de esperar).

Eso me hace cada día más reconocida entre los que no les creen a los medios masivos, que saben que ocultan la verdadera información y montan el show propio fomentando la desigualdad, y, por ende, más prestigiosa ante los intelectuales que comprenden la criminalidad de los actos celebrados con rituales secretos de las mafias organizadas.

Me convocaron de un partido de la oposición K. para asegurar la Tercera Posición y siendo que estaré dentro del plan estratégico prometo que sacaremos a los internéstores clánicos del aire político, en un santiamén.

Se enriquecieron burdamente con el dolor de las masas y dilapidaron los fondos con convenios bilaterales que nos avergüenzan sin intentar siquiera enfrentar al capitalismo que esclaviza a los trabajadores oprimidos, ni la recuperación de las áreas productivas para devolverle al país el control sobre sus riquezas naturales.
Cristina es el corolario del Posmodernismo progre que se basó exclusivamente en imagen y dejó de lado en contendido de la palabra como vehículo de la comunicación humana.

Los asesores jurídicos de Serrat me aseguraron que van a colaborar en el juicio contra SONY BMG y no impedirán que Joan Manuel (q2ue está hasta el culo de mentiras y teme perder su prestigio ético ganado a lo largo de décadas) sea uno de los famosos testigos que tendrán que declarar en el juicio por daños y perjuicios y lucro cesante que iniciaré en cuanto tenga bien revisado y estudiado, porque es un asunto que va a levantar polvo y van a caer muchos atrás(serán codemandados Jimena Coronado Merel, Isabel Oliart, José Emilio Navarro y varios más).

Después de mi prédica y lucha por conseguir la apertura de los Tribunales de Avellaneda, para tener un acceso local y real a la Justicia, al fin lo conseguimos.
Tardé más de veinticinco años en sembrar la idea de la necesidad y movilizar a los vecinos para exigir ese derecho.

Como escribió el poeta uruguayo de los Inventarios:

Tarde pero llega...
el futuro se acerca...
despacio, pero viene...



Ya que circulamos por el barrios literarios va un adelanto de Ésta no es una novela.





Ésta no es una novela.
Es una historia real sobre una vida de novela.
Un diario, una catarsis, un vómito
o vaya uno a saber qué.
Pero una novela no es.
O tal vez sí, sea una novela.
O un nuevo libro de poemas
sobre una novela.
Una vida poetizada como novela.
Una novela de una vida de novela.
Una vida real, que no es
ni siquiera un poema.
Es un falso poema porque no es poema.
Ni siquiera una novela.
No obstante es una vida.
Una vida cualquiera.
La vida de una fulana de tal por cual.
Una fulana que también tiene una vida
de ficción.
Una fulana /felina/ follona que no sabe contar
sin exagerar,
sin urdir,
sin parafrasear.
Folly, folly for to...
what is a word?
Locura, disparate, insensatez
Samuel Beckett.
Amante del Ab zurdo.




...









Como decíamos ayer:

Les agradezco de todo corazón el cariño y la devolución demostrados y especialmente el buen trato de las personas llanas y honradas.

Especialmente a la comunidad musulmana (senegales, marroquíes, egipcios) que me acogió como una hija dilecta y comprendió que el caso Aminetu Haidar era una trampa de la CIA para crear conciencia hostil contra sectores de una sociedad lastimada y en plena crisis económica galopante hacia la marginalidad y la indigencia de nativos y extranjeros.

También va mi profundo agradecimiento a Blogspot y al servidor alemán elforo.de por no haber interferido con mi obra y permitirme la libertad de escribir y denunciar lo que mi libertad moral me dicta.

Las experiencias gratas las llevo conmigo y mis íntimos las conocen bien.

Seiscientas clases en la calle, en los bares, en los calabozos, en el metro, en Tribunales, ante las cámaras de las empresas de televisón (RTVE, Telecinco)-que nunca salieron al aire, por supuesto-, en las plazas principales de las capitales, ante la Policía Nacional y Municipal, en los hoteles, en restaurantes, en grandes y pequeñas tiendas, en las casas de los amigos, en el Vaticano, en oficinas de Cáritas, en sinagogas, en mezquitas, en Consulados y Embajadas, en los museos, en los autobuses, en las Universidades. Mucho. Mucho. Con amigos reales que protagonizan la historia, que no se ocultan detrás de un nick o la mala fe de los cultores de ocultismo de la colombización y mexicanización del Hay Festival y la Etiqueta Negra.

Con la inmensa fortuna de haber llegado a la Plaza San Pedro y estar en primera fila por obra de un milagro, cuando el Papa Benedicto, como cada domingo tras rezar el Angelus, bendijo a los peregrinos, el día de la defensa de migrados y refugiados y advertir, no sin sorpresa, que comienzan a aceptarse los movimientos ecuménicos, que otrora fueran considerados herejía popular.




Gracias.
Sinceramente, mucho.



Nos vemos por ahí.