viernes, 8 de junio de 2012

Carta a Jorge Lanata

En el blog de Esteban Podeti:


4 Junio, 2012, 13:55
Lucía Angélica Folino (hacéme este favor) dijo
DALE ESTA CARTA EN MANO A LANATA, Y DECILE DE MI PARTE QUE SE VAYA AL PIP PIP.
Sos de su misma empresa y seguro que te lo vas a cruzar en algún pasillo.
Señor Jorge Lanata.
Soy yo la que NO está sangrando por la herida ni siquiera estoy “crispada”.
Estoy usando mi derecho a réplica. El que nunca me permitieron porque era “una oyente”, “una kioskera de Berazategui” o con epítetos burdos que conocés mejor que nadie, porque vos y Verbitski los inventan.
Escribo porque hay miles de ciudadanos que lo leerán (aunque quemen radios opositoras) y te desenmascarán como socio del silencio y cómplice por omisión. Estás juramentado con el imperialismo pero te toca el papel de indignado. “A vos no te va tan mal, gordito”, diría un ex Presidente antes de tomarse el Olivos.
No es que no tengas título universitario lo que te hace un canalla. Cristina Fernández sospechamos que tampoco lo tiene. Es que no tenés dignidad ni ética periodística para revelar tus fuentes. Bah, ella tampoco la tiene.
Lo “patético” y triste es saber que vos ocupás ahora el lugar de Elisa Carrió. Una imitación burda y dolorosa de Lucía Folino, para tranquilizar a los enfurecidos con la corrupción sistémica. Igual, no sos el único. Eduaro Anguita, gerente de Canal 7, y su tocayo español, que hizo lo mismo para la RTVE de pandereta (Pandora Project y ETA para desdibujar eso que los docentes llaman Curriculum oculto), hicieron lo mismo.
Las ideas de las tapas son regulares como todo lo que decís. Siempre es bueno tener un “enemigo íntimo” para reinar. Vos cumplís ese rol. ¡Qué cinismo, por Dios! Sí, por Dios, porque vos no tenés y nosotros sí. ¿No te jode ser un hombre sin fe?
¿Cuántos años hace que digo que el NPI (Nuevo Periodismo Iberoamericano al que llamo Nuevo Perdidismo Iberoamericano) está tapando el sol con la mano?
¿Cuántos que me enfrento al viejo Gabo (Gabriel García Márquez) y su pandilla de reproductores de la doctrina del “patio de atrás” que les bajan los asesores de los sucesivos gobiernos norteamericanos desde Miami y España?
Vos no respetaste, ni mi pasado, ni presente. Bancátela.
Solo me imitaste como un caricaturista barato, un lerdo de pocas luces, que se instala a fumar, con obediencia debida, y a borrar al pueblo (porque sos anarquista o socialista o radical cómplice del Pacto de omertà que hicieron hace décadas para destruir la Argentina y de paso, dejarla como reserva de los poderosos del Norte) con nombre y apellido.
“No es una cuestión de egos ni de logros”. Decís bien. Mi nombre ayudaste a ocultarlo de la prensa por envidia, “servilismo” y astucia para los negocios turbios. Qué increíble que vos no permitas mentir y estés mintiendo un papel de rebelde que no te queda. Me hacés acordar a Mario Pergolini. Los Caiga Quien Caiga hasta que les llegue el ansiado ¿Cuánto hay?
Nunca estuviste en contra de los Menem ni del neoliberalismo de Domingo Cavallo, ni de los Chicago Boys, ni de la Harvard University (la Disney te alimenta) ni del indulto ni de los ostracismos políticos sino en contra del pueblo que hizo una resistencia pacífica y vio todo, sabe todo y ya no quiere callarse NUNCA MÁS. Podemos dar testimonio por las redes sociales. Tenemos un instrumento para comunicarnos, además del boca a boca del Paco (¿la resaca, no?)
Sos el que SIEMPRE sale en la foto. En la foto de Clarín y Página Doce para bien o para mal.
Y no me equivoco.
“Los muchachos de la Doce tan contentos cuando la junan en la Bombonera”. Sos uno de los Galán Cuervos de la periferia global para beneplácito de los oscuros que planchan la mente de las personas sencillas.
Dado que estoy proscripta en Etiqueta Negra hace décadas debemos asumir y explicar que sos el disidente necesario para calmar los espíritus indignados de una ciudadanía sin información veraz, independiente, que no funde en relatos sin evidencias, a quien le plantan las semillas en el camino los dirigentes de la BBC, el grupo Prisa, Le monde y los que le dan la Presidencia de su Organización al sionista emblemático, igual que vos pero con muchísimo más poder y más dinero, Ricardo Kirchbaum.
Menos mal que dentro del periodismo hay muchos que investigan, guardan documentación, relaciones, sacan conclusiones y saben de qué hablo. En La Nación, que es un diario de derechas, (con quienes tengo rotunda divergencia ideológico) y sabiendo mi situación de precariedad, me destinaron alguna línea, alguna vez. ¿Y vos, qué? Le comprás la falopa a Joaquín Sabina y la SONY que instaló a Amado Boudou ¿y creés que nadie te ve ni te juzga?
Nunca diste la cara. Repetiste mi discurso y me usaste como “mono” de la economía cuando ningún gurú acertaba con el pronóstico sobre el dólar enloquecido y yo sí. Eso lo vio con sus propios ojos Miguel del Sel, previo a ser un Midachi de Macri.
Vos fundaste un diario “folinesco” cuando yo ya era abogada y trabajaba independientemente y como podía, “con las manos cortadas” por la masonería local, en cuestiones jurídicas y humanitarias, tratando de sobrevivir y de educar a una ciudadanía subyugada por los Sofovich, los Olmedo y Porcel y los negocios de Julio Grondona y sus turbios aliados de la dictadura militares del proceso. Lo hiciste ante los espectadores que después no sospecharon ni pudieron saber que el ex ministro de Interior Luis Manzano (hoy, a través de su testaferro Vila, pretendiente de la sucesión hereditaria), y muchos otros como él, no se habían ido a descansar al paraíso fiscal con los bolsillos llenos sino que seguían activando desde sus espacios para desestabilizar y entregar un país entero a las coronas y dictaduras que cumplen 60 años de continuismo en estos días.
Junto con Horacio Verbitski, el nefasto personaje de tu palo, sos cómplice de reescribir la historia para tu beneficio personal.
Y repetís mis palabras sobre “no estar en la foto”. ¿Cuántos años hace que reclamo lo mismo? ¿Diez, once?
NO SOS UN DESAPARECIDO, LANATA, SOS UN INSTALADO que formó su militancia en Sarandí, a pocas cuadras de mi casa y tenés la boca sellada por los alianzas mafiosas que te colocan en lugar de periodista serio, gracioso o creíble para disgusto de los que trabajan seriamente y se esfuerzan por tener un criterio pluralista.
Sin embargo, los que no somos ni KKK ni Clarín te conocemos bien. Sos el Juan Ramón del Platero Bush/Truman/Rockefeller/Clinton/Obama.
Ahora puedo responderte aunque NUNCA vayas a “rebajarte” a mencionar a una anónima del populacho, porque la elite de la oligarquía es así. Todo queda en casita.
Qué alivio poder hacer esto cara a cara. Como si te estuviera viendo.
What a wonderful world!