jueves, 15 de septiembre de 2016

legítima defensa, exceso en la legítima defensa y justicia por manu propria


El asunto es que si la persona que fue víctima de un delito se defiende es legítima defensa. No va preso. Si se excede podría encuadrarse en un delito culposo (por negligencia, imprudencia o impericia). Si la respuesta es tardía (por ejemplo, que saliera dos días después a buscar al criminal y lo matara, estaríamos ante un caso de justicia por mano propia -que no es lícita, dado que los únicos que pueden impartir justicia son los jueces naturales (o sea los que están designados según la Constitución Nacional).
Lo que dice Belgrano sigue siendo vigente. Las teorías abolicionistas tuvieron un origen fundado porque las cárceles eran (y siguen siendo mataderos). El caso es que en Argentina, en los últimos 50 años, el sistema degeneró y se convirtió en un colador para cobijar a los peores criminales y encima, darles planes por hijos, por familia numerosa, dni truchos, etc.
Esto fue planificado. Pasamos de ser el primer país de América Latina a ser el último. No es que la oposición no lo supiese. Un profesor del Gallardo estaba haciendo una tesis de posgrado en Derecho y me consultó sobre el tema de la decadencia. La explicación le pareció viable y escribió su tesis en base a ella. Por supuesto, en la UBA se la rechazaron. Le dijeron que estaba bien, pero que cosas así no se podían decir en un ámbito académico. 
Peleé mucho por mi proscripción y ya no tengo más fuerzas. Como dice un amigo italiano : Lucía, perdimos la guerra. Trato de ser un poco más optimista (optimismo venial lo llamé en un poema de hoy) y decir que solo perdimos otra batalla. Sin embargo, cada día que pasa, creo que tiene razón. 
Escuchar a un humorista que fue Senador como Artaza, reclamar juicios por jurados, desde el Partido Renovador (que ya cumplió su rol y puede jubilarse, para mi gusto), es indignante. No le consultan a un jurista sino a un cómico.
Así las cosas, estamos en problemas. 
Ojalá que Mauricio Macri se ilumine y haga las cosas bien. Por ahora quiero seguir confiando. No simpatizo con radicales y tengo ciertas reservas con Carrió. Pero, dentro de lo que hay, estoy conforme y tranquila.
Sobre el caso puntual: NO HAY QUE TENER ARMAS. Sin embargo, antes decíamos que había que entregar todo y eso ya no alcanza para calmar la furia de las bestias a quien se les dio vivienda social, planes y nada de estudios (como el tipo al que mató Cataldo, el médico paraguayo).
Espero haberte esclarecido algo. Sin Justicia no hay orden socia ni república ni futuro posible. Volver a confiar en ella es crítico.
Me conocés hace más de 15 años y sabés, que desde hace más de 30 reclamo Tribunales propios para Avellaneda. Lo único que logramos es un Polo Judicial que depende de la gran corrupción de la familia lomense (Lomas de Zamora), y para fastidiar más, le pusieron al edificio terminado: EDIFICIO MUNICIPAL BALTASAR GARZÓN REAL y todo sigue igual que siempre. Con una justicia lejana, empleada del Intendente de turno, en este caso el ultra K Ferraresi, y cuando traté de motivar a la firma para la recuperación del predio, hice convocatoria en change.org con mínimas adhesiones. Si no lo cuenta la tele, sonamos. No habrá Dios que les haga entender que la educación cívica es un valor a recuperar.

Un abrazo.